María vivió un infierno. Su hijo fue torturado y asesinado por miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación en Aguililla, Michoacán, poblado controlado por el narcotráfico.

María huyó junto a dos de sus hijos a Tijuana y este viernes logró cruzar la frontera de Estados Unidos.

El 2 de junio la mujer fue raptada por presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación, grupo criminal que encabeza Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”.

El horror inició con los gritos desesperados de su hijo Victor de 20 años, el cual era sacado por la fuerza de su vivienda por 4 sicarios.

Los sicarios llevaron a la mujer y su hijo a un paraje despoblado donde fueron golpeados con barrotes, pues le exigían la ubicación de personas que desconocían.

En el lugar, María fue obligada a ver cómo su hijo era torturado, pues un par de hombres le vaciaban ácido en su rostro y brazos, y entre el dolor y el llanto ella recuerda que él le decía: “mamá, perdóname por todo, ya nos van a matar”.