De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las tortillas de maíz registraron un incremento de precio de 11.3% , lo que representa el mayor aumento en los últimos nueve años.

Cerrando el primer semestre de 2021, ocho entidades del país vendieron el kilo de tortilla por arriba de los veinte pesos. La tortilla más cara a nivel nacional se puede encontrar en Sonora, donde según datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM), su costo asciende a 21.78 pesos.

“El aumento de la harina impactará en el precio del kilo de tortilla, en al menos, un peso adicional a las alzas que ya hemos venido observando a lo largo del año, este incremento es un golpe más para la industria de la masa y la tortilla y para los consumidores mexicanos, además, seguimos sin ver acciones por parte del Gobierno de México y seguimos recibiendo ataques de la Profeco”, señaló en entrevista Homero López García, presidente del Consejo Nacional de la Tortilla (CNT).