El congresista republicano por Texas, Brian Babin, urgió a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y a la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, detener la compra de la mitad de la refinería Deer Park, que anunció Pemex el 24 de mayo.

“Escribo para expresar preocupaciones significativas con esta transacción, y urjo al Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos que inicie una revisión de seguridad completa, incluyendo una posible negativa a la venta propuesta”, dijo el congresista en una carta enviada a las secretarias de Estado.

De acuerdo con el diputado texano, que pertenece al Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes, la consolidación de esta transacción generará riesgos económicos, ambientales y para la salud, especialmente para las personas que viven cerca de la refinería.

El argumento que esgrime el legislador por el distrito de Port Arthur, en Texas, zona en la que se ubica la refinería que pretende comprar Pemex, es que la empresa mexicana “no tiene el talento ejecutivo, gerencial ni técnico para operar de forma segura la refinería de Deer Park”.

“Ninguna de las refinerías de Pemex en México se puede comparar con las instalaciones de última generación en Deer Park, y es dudoso que Pemex pueda cumplir con la experiencia en operaciones cumplimiento y mantenimiento profesional necesario para manejar de forma segura e integral, la seria degradación ambiental, y la privación económica, debido a un mal manejo corporativo”, añade la misiva.

Además, Babin advirtió que el historial de Pemex con empresas mexicanas y estadounidenses es pésimo.

“Entre numerosas demandas y escándalos, en 2017, Pemex incumplió con un contrato por 230 millones de dólares con otra firma texana, Loadmaster Universal Rigs, y subsecuentemente se negó a participar en un arbitraje de buena fe, poniendo en riesgo el sustento de más de dos mil estadounidenses y dañando varias docenas de empresas”.

El legislador texano añadió que Pemex tiene miles de millones de dólares en deuda y que “ha presentado un largo patrón de traición en la negociación de contratos, esparcido la corrupción, incluido el soborno, y tácticas descritas por sus otras víctimas como ‘terrorismo financiero’”.

Una valoración interna de Pemex, hecha en 2019 vista por Reuters encontró que la empresa no había aprovechado su asociación con Shell en la refinería Deer Park. El informe encontró que el conocimiento que podría haber sido útil para las seis refinerías de Pemex en México no había sido transferido efectivamente desde Deer Park. Absorber esa tecnología y experiencia ahora, dicen analistas, es la clave del éxito del acuerdo de 596 millones de dólares para que Pemex adquiera la participación de Shell en Deer Park.