Femsa lanzó el Programa de Inclusión Laboral de Refugiados en las tiendas Oxxo, con el cual, solo en el primer año, en Monterrey, Nuevo León, se contrataron a más de 300 personas provenientes de Cuba, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua y Venezuela.

“Con este programa hemos podido confirmar que las personas refugiadas y migrantes aportan habilidades y experiencias a la compañía, enseñándole al resto de nuestros colaboradores nuevas formas de ver y hacer las cosas”, señaló José Antonio Fernández Carbajal, presidente del consejo de administración de Fomento Económico Mexicano S.A.B. de C.V.

Además, dicha empresa tiene el objetivo de replicar este esquema en sus diferentes divisiones, como Coca-Cola Femsa y Femsa Negocios Estratégicos. “Respaldamos y confiamos en nuestros colaboradores refugiados, y con ello, luchamos junto con ellos por cambiar cualquier percepción errónea que aún pueda existir respecto a su condición”, agregó Fernández Carbajal.

Cabe mencionar que, en 2020, Femsa se convirtió en una de las primeras compañías de México y América Latina en sumarse a la alianza internacional Tent Partnership for Refugees, la cual ayuda a las empresas a desarrollar y ampliar sus programas para refugiados, de modo que éstos puedan integrarse a sus nuevas comunidades.

“A todas las empresas que aún no han dado este paso, sólo puedo convocarlos a que permitan que su compañía sea incluyente, llenándose de valor y cultura, sin perder de vista que acciones como esta no restan fuentes de empleo a connacionales, sino que ayudan a combatir pobreza extrema, delincuencia y tantos otros problemas ocasionados al no brindar oportunidades. Mediante la integración de los refugiados, la comunidad empresarial de América Latina podrá cosechar los frutos de una fuerza de trabajo talentosa, al mismo tiempo que apoya la recuperación económica de su región”, expresó Fernández Carbajal.