La exposición artística “Soy el aire, soy el Sol” fue inaugurada este fin de semana en el Pueblo Mágico de Valle de Bravo, en la cual se podrán apreciar columnas geométricas talladas en madera.

Dicha exposición es del artista Aldo Chaparro, quien desde hace ocho años que llegó a Valle de Bravo, se ha encargado de conocer al lugar a través de las expresiones artísticas.

De acuerdo con la reseña de la exposición, la finalidad de esta es que la creación sea el centro de la experiencia mediante la cual, el espectador resignifica las propias nociones de los estético.

“Soy el aire, soy el Sol”, está conformada por 60 columnas talladas en un bloque sólido de madera, con distintas formas geométricas.

Las esculturas pueden observarse desde diferentes ángulos, por lo que la interpretación de cada una de ellas dependerá de la relación que el sujeto con la obra de arte.

Pues, Aldo Chaparro busca que se generé un vinculo “familiar” con la obra de arte, similar al que tenía el pianista Glenn Gould con su asiento para tocar el piano, el cual se convirtió en un referente intelectual para el expositor.

Durante la inauguración de la exposición, en el Museo Joaquín Arcadio Pagaza, Aldo Chaparro destacó que el arte no es trabajo, pues la diversión de crear está presente en cada pieza expuesta.

Esta exposición se completó con el concierto de piano de Alejandro Rosso y Ana Gabriela Fernández, quienes convirtieron a la exhibición en un performance artístico.

Esta experiencia de la música de piano con las esculturas geográficas se exhibirán tanto en el museo Pagaza como en el Centro Regional de Cultural de Valle de Bravo, dónde se proyectará un vídeo en las salas audiovisuales para tener más elementos de la relación sujeto-objeto, para quién visite “Soy el Aire, soy el Sol”.

La exhibición es abierta al público en general de forma gratuita, y estará disponible durante el mes de julio en el horario habitual de los recintos culturales que la albergan,