Conoce los siete cibercrímenes más comunes de los que debes estar alerta

El cibercrimen se define como una actividad delictiva que afecta o abusa de una computadora, una red informática o un dispositivo en red, la mayor parte de este lo perpetran cibercriminales o hackers y obtienen ganancias con este delito.

En algunas ocasiones, el cibercrimen tiene como objetivo dañar las computadoras por motivos distintos a la obtención de dinero. Estos pueden ser políticos o personales.

El cibercrimen se ha convertido en el problema más grave del ámbito informático. Además, el mundo actual se caracteriza por el protagonismo indiscutible de internet en la vida diaria, por lo que todos los usuariosciberestán expuestos.

Estos son los más comunes y de los que debemos estar mas atentos para evitar ser víctima de ellos.

  1. Software malicioso

La difusión de malware, o software malicioso, es uno de los ciberdelitos que más se repiten alrededor del mundo. Se trata de una categoría que abarca diferentes tipos de programas informáticos, destinados a perturbar al usuario y su equipo.

Por ejemplo, un virus puede implantarse en la computadora de un usuario, y alterar por completo el funcionamiento de la misma, incluso provocando la pérdida de información.

Además, en el caso del spyware, el dispositivo del usuario queda sometido a vigilancia por parte del atacante, quien, en busca de patrones de navegación web, obtiene datos del destinario de una manera deshonesta.

Este tipo de amenaza se caracteriza por su ingreso al sistema, ocasionando una restricción severa en el acceso a las distintas partes y funciones del mismo. Luego, los atacantes piden un rescate a cambio de liberar el sistema infectado.

Es, por lo tanto, una herramienta destinada a extorsionar a las víctimas, y ya va una larga lista con numerosas empresas afectadas alrededor del mundo.

 Suplantación de identidad

Este cibercrímenes es uno de los más peligrosos, ya que consiste en el robo de los datos personales de un usuario, para darles un fin ilícito.

Puede ocurrir en diferentes casos, como, robar la contraseña de una dirección de correo electrónico, la cuenta de una red social, o incluso los datos de una tarjeta de débito o crédito.

Sus consecuencias pueden incluir casos de difusión de información falsa, bullying y fraude bancario.

La clonación de tarjetas bancarias y su uso no autorizado para realizar compras por internet es uno de los principales problemas generados por este cibercrimen, ya que no solo afecta al cliente, sino que también daña la reputación del sitio web donde se ha usado la tarjeta ilícitamente.

  1. Acceso no autorizado a sistemas

Es el caso más común de cibercrimen. Aunque es un poco similar al anterior, guarda algunas diferencias. Este delito puede ocurrir cuando alguien ingresa sin autorización a un sistema informático, incluyendo una computadora que no le pertenece.

  1. Ingreso a redes privadas sin permiso

Cuando un usuario se toma la atribución de ingresar a una red Wi-Fi o una red de área local, sin autorización, o valiéndose de algún truco para obtener la contraseña de las mismas, entonces está también incurriendo en un delito informático.

Este ingreso a una red puede aprovecharse para sustraer contraseñas, documentos de los equipos conectados y cualquier otro tipo de información confidencial.

  1. Fraude en la web

Otra situación de riesgo que ha venido repitiéndose desde hace varios años, tiene que ver con la existencia de sitios web falsos, y que se hacen pasar por reales. Este caso ha afectado principalmente a instituciones bancarias.

Para explicarlo mejor, el usuario de un banco puede ingresar al servicio web, como lo haría habitualmente, pero en lugar de acceder al portal oficial de la entidad bancaria, estaría ingresando a una fachada del mismo, con la única finalidad de que este ingrese sus datos.

Posteriormente, los ciberdelincuentes pueden aprovechar estos datos bancarios para sustraer dinero de la cuenta del cliente defraudado.

Sin embargo, esta situación no se limita únicamente a bancos, ya que también existen innumerables portales falsos que pertenecen a empresas de crédito, comercialización de pasajes aéreos, reservas de hoteles, etc.

  1. Alteración fraudulenta de datos

Los datos informáticos en empresas, instituciones y cualquier entidad pública o privada deben resguardarse, por motivos legales. De esta forma, cuando se detecta alguna supresión o alteración indebida de datos, se está incurriendo en un crimen digital.

Esto se debe a que los datos informáticos alterados pueden tener repercusiones en otras empresas o instituciones, e incluso pueden variar el curso de una investigación penal.

  1. Usurpación de propiedad intelectual

Cuando una persona utiliza, reproduce o difunde un contenido digital protegido bajo propiedad intelectual, sin autorización, entonces está cometiendo una infracción en el ámbito informático.

Cualquier tipo de obra sujeta a propiedad intelectual, debe utilizarse bajo estrictos protocolos de autorización.

Evitar este tipo de cibercrímenes es posible realizando la inversión necesaria en materia de seguridad informática, y capacitar al personal de la misma en este sentido.