Rusia ha asegurado que uno de sus barcos de la patrulla de fronteras y un avión de combate tuvieron que hacer varios disparos preventivos hacia un destructor de la marina británica este miércoles al mediodía en el mar Negro, cerca de Crimea.

Según el Ministerio de Defensa ruso, el barco de Gran Bretaña había entrado sin permiso en aguas territoriales de Rusia. Londres niega esa información y asegura que su barco navegaba por aguas de Ucrania.

El incidente, según el Ministerio de Defensa ruso, se produjo frente al cabo Fiolent, al suroeste de la península de Crimea y, según explican las agencias rusas, el barco británico era un destructor de nombre Defender.