• Piden incluir en la nueva legislación el uso de expedientes digitales, juicios en línea, notificaciones electrónicas y audiencias a distancia. 

El uso de mecanismos tecnológicos en la impartición de justicia en materia civil y familiar permitirá el acceso a ésta en condiciones de igualdad y no discriminación, así como agilizar y hacer más eficientes los procedimientos, coincidieron representantes del Poder Judicial, la academia y de asociaciones de abogados.

Durante el segundo ciclo de conferencias “Parlamento Abierto, Legislación Única en materia Procesal Civil y Familiar”, organizado por el presidente de la Comisión de Justicia, Julio Menchaca Salazar, especialistas aseveraron que la apuesta por la tecnología permitirá dar celeridad a los procedimientos y lograr una justicia pronta y expedita.

El senador Julio Menchaca señaló que el nuevo código civil familiar sintetizará la labor de personas, en diversos frentes, que han trabajado para hacer más accesible la justicia para todas y todos los mexicanos.

Laura Mercedes Velázquez Arroyo, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, indicó que es necesaria e impostergable la homologación de un código civil familiar, pues, de no hacerlo, será difícil la impartición de justicia. Además, puntualizó que se debe actualizar el derecho civil para que incluya el respeto a los derechos humanos, la perspectiva de género e inclusión de grupos vulnerables.

Este ordenamiento, subrayó, debe seguir un enfoque metodológico y un orden racional que brinde unidad, practicidad y funcionalidad, y que, más que dar problemas, resuelva los existentes. Además, es urgente establecer mecanismos tecnológicos, especialmente en los procesos orales para hacerlos más ágiles y eficaces.

El presidente del Tribunal Superior de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez, indicó que el anteproyecto del Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares realizado por la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos, permite ponderar el derecho humano de acceso a la justicia al impulsar el expediente digital, el juicio en línea, notificaciones electrónicas y audiencias a distancia.

Al integrar las tecnologías de la información, destacó, ampliará las herramientas para que las y los justiciables accedan a la justicia en franco respeto a los derechos humanos, con procesos sencillos y ágiles.

Por su parte, el catedrático del Centro de Investigación y Docencia Económicas, Javier Cruz Angulo Nobara, indicó que el Código debe acompañarse de un cálculo económico que permita acceder a una justicia de calidad en materia civil y familiar, ya que, por cuestiones de orden económico no se ha puesto en marcha una transformación en esta materia.

México transita hacia a la implementación de los juicios en línea, pero, precisó, es importante saber que hay lugares de la República donde no se pueden ejecutar por la ausencia de elementos tecnológicos, por lo que es necesario que el Código permita que sigan existiendo métodos de justicia escrita.

Finalmente, el representante del Despacho Jurídico Becerril Said y Asociados, Juan Manuel Becerril de la Llata, aseguró que para la buena implementación de una legislación procesal civil y familiar, es necesario el uso masivo de las tecnologías de la información, lo que implica capacitación tanto para el personal de los tribunales y los gremios de abogados.

Destacó que, para erradicar la violencia de género con la ley, es necesario que se impongan de inmediato medidas de protección, para que cese la violencia y se acompañe en el procedimiento a las personas violentadas, a efecto de salvaguardar su integridad.