Un activista vietnamita de los derechos de los animales fue galardonado el martes con el prestigioso premio Goldman de medioambiente por salvar a cientos de pangolines, los mamíferos más cazados furtivamente del mundo.

Las escamas de este animal tienen fama de curar la artritis, las úlceras, los tumores y los dolores menstruales en la medicina tradicional china, virtudes que nunca han sido comprobadas científicamente.

En los últimos años murieron millones de pangolines víctimas del tráfico a gran escala, según la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito.

“El número de pangolines en estado salvaje en Vietnam se ha reducido en más de un 90% en los últimos 15 años”, dijo a la AFP Nguyen Van Thai, director de la organización Save Vietnam’s Wildlife (SVW), galardonado con el premio Goldman de medio ambiente.

Su equipo curó a casi 1.600 mamíferos y luego los dejó libres en la naturaleza. También está desarrollando un programa de cría para el pangolín de tipo chino, que se enfrenta a un “alto riesgo de extinción”.

Nguyen Van Thai dijo que su objetivo es “atraer a los jóvenes y a la población vietnamita en su conjunto para que se unan a la labor de protección de los bosques, la fauna y el medio ambiente”.

En su día se sospechó que el pangolín había desempeñado un papel en la transmisión a los humanos del coronavirus que apareció en China a finales de 2019 pero luego los científicos cuestionaron esta hipótesis. Desde entonces, Pekín lo ha eliminado de la farmacopea china.