Luego de un año de retraso a causa de la pandemia, la Eurocopa finalmente llegó. Un mes de gran futbol y una nueva oportunidad que se plantea el deporte rey para recuperar la normalidad que se perdió con la irrupción de la Covid-19 en todo el mundo hace quince meses. Tiempo en el que el futbol ha sido paciente, se ha adaptado a las medidas de seguridad exigidas por las autoridades y la mayoría de los campeonatos se han disputado sin el calor del público.

erá la decimosexta edición de un torneo que reúne a la mayoría de figuras del futbol y que se celebra en un momento en que la pandemia va remitiendo en Europa, las campañas de vacunación van cumpliendo con el objetivo de inmunizar a la mayor parte de la población y la fiesta del futbol que supone la Eurocopa se presenta con garantías de jugarse, circunstancia que hasta hace bien poco estaba en duda.

El estadio Olímpico de Roma abrirá el gran espectáculo del futbol de selecciones europeas, con el partido Italia-Turquía, el primer escalón para llegar a Wembley, el 11 de julio, fecha y lugar de la Gran Final.

San Petersburgo (Rusia), Bakú (Azerbaiyán), Múnich (Alemania), Ámsterdam (Países Bajos), Bucarest (Rumanía), Budapest (Hungría), Copenhague (Dinamarca), Glasgow (Escocia) y Sevilla (España) serán las otras ciudades que se repartirán el resto de partidos.