Según Coursera, México puede ser el destino de nuevas inversiones de empresas tecnológicas

México podría abrir la puerta a la llegada de nuevas inversiones de empresas tecnológicas. Un 99% de los estudiantes nacionales se encuentran entre los más capacitados y competitivos en el análisis de datos y un 94% de ellos en el desarrollo móvil a nivel mundial, de acuerdo con el Reporte Global de Habilidades 2021 de Coursera.

El desempeño de los estudiantes mexicanos en el análisis de datos y desarrollos móviles puede empresas tecnológicas, asegura el CEO de Coursera.

Jeff Maggioncalda, CEO de Coursera.  Aseguró que “Los profesionales altamente cualificados que ya residen en México son la prueba de que el país puede convertirse en un destino para las inversiones de las nuevas empresas tecnológicas, así como de las multinacionales que buscan contratar –especialmente– porque el desarrollo móvil y el análisis de datos se han convertido en bases críticas para la innovación en todo el mundo”

Además consideró que  en México, los estudiantes también se consideran competitivos a nivel global en habilidades de probabilidad y estadística (72%), programación estadística (54%) y sistemas operativos (55%).

El Reporte Global de Habilidades 2021 se basa en los datos de rendimiento de más de 77 millones de estudiantes, desde el inicio de la pandemia, para evaluar el dominio de las habilidades en negocios, tecnología y ciencia de datos en más de 100 países.

Sin embargo, el camino para atraer las inversiones tecnológicas también tiene retos por delante. La pandemia de Covid-19 agravó la desigualdad social, mientras el talento mexicano requiere reforzar las habilidades que le permitan mantener la competitividad del país frente a otras naciones.

La colaboración institucional también será crucial para abordar las desigualdades sociales agravadas por la pandemia, incluida la eliminación de las brechas de habilidades críticas, permitiendo la movilidad de las personas y logrando la recuperación económica a escala. Las universidades, los gobiernos y las empresas deben unir fuerzas para invertir en esfuerzos de recualificación escalables que correspondan con los empleos digitales de alta demanda y crear asociaciones público-privadas que creen rampas de acceso directo a las oportunidades de empleo locales.