La sociedad mexiquense se ha vuelto plural, dinámica y cada vez más participativa en la vida política local, por lo que es una prioridad que el Tribunal continúe impartiendo justicia bajo los principios de certeza, imparcialidad, objetividad, legalidad, y probidad.

 

Cabe descatar que, el Tribunal Electoral del Estado de México se encarga de proteger y garantizar los derechos políticos-electorales de la ciudadanía, los cuales son básicamente: el derecho a votar, ser votado, de asociación y afiliación. Estos derechos se encuentran estipulados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución local y nuestro código comicial, así como en la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación. Dichos procedimientos se resuelven a través de los medios de impugnación, con total transparencia, equidad y celeridad para beneficio de las y los ciudadanos que acuden a solicitar justicia en materia electoral.

 

Uno de los grandes desafíos que esta institución ha enfrentado a corto y mediano plazo, es la implementación de acciones que permitan desarrollar administrativamente un tribunal digital, abierto y proactivo, que capitalice las ventajas de las tecnologías de la información y comunicación, y con ello garantizar a los justiciables el acceso a la justicia electoral pronta y expedita, en beneficio de la ciudadanía mexiquense y de esta manera colaborar con la construcción de la paz social.