No cabe duda de cada día más los avances tecnológicos son más impresionantes, esta vez en el apartado aeronáutico, se ha logrado un avance sin precedentes y muy importante en apartado de los vuelos no tripulados.

Esta vez, el Pentágono dio a conocer que durante las pruebas realizadas por la Marina de Estados Unidos, se logró por primera vez que un avión cisterna no tripulado, reabasteciera de combustible a un avión de combate F/A-18E-F Super Hornet en pleno vuelo.

Así mismo, el Departamento de Defensa Norteamericano indicó que el ensayo fue realizado el 4 de Junio con un dron MQ-25 Stingray de Boeign en el Aeropuerto MidAmerica en Mascoutah, Illinois.

Para realizar esta operación, los tripulantes del Hornet se mantuvieron en contacto permanente con el operador del MQ-25, quien controló el dron desde tierra. Tras haber desplegado la manguera y la canasta desde el avión no tripulado, el Hornet se aproximó poco a poco para lograr una conexión de prueba, en la cual no hubo paso combustible del dron al Hornet.

Posteriormente, al realizar la segunda conexión, se logró hacer la transferencia de 135 kilogramos de combustible mientras volaban a unos a unos 3 mil metros de altura aproximadamente, y a una velocidad normal de operaciones.

Al final, tras unas cuatro horas y media, se completó de manera exitosa otra transferencia de combustible a 4.880 metros de altura, siendo este último ejercicio el más importante para lograr un avance importante en este apartado tecnológico.

Por último, se manifestó lo siguiente por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos encabezado por el encargado del proyecto, Brian Corey, contra almirante:

“La misión demostró que el avión cisterna no tripulado puede usar exitosamente el método probado para el reabastecimiento de combustible en vuelo”.

“Este vuelo echa los cimientos para la integración en el contexto de los portaaviones y permite una mayor capacidad en el uso combinado de vehículos tripulados y no tripulados”.

“Querían ver cuán estable era el vuelo en tan corta proximidad con el vehículo no tripulado, observar oficialmente, con sus propios ojos, el comportamiento del vehículo cisterna y la canasta de reabastecimiento”.