Las demandas contra las compañías tecnológicas han tomado más relevancia durante el transcurso del confinamiento, en el caso de Facebook no es la excepción, la comisión europea abrió una investigación antimonopolio en contra de la popular red social para evaluar si la compañía estadounidense violó las normas de competencia del bloque europeo.

Mediante un comunicado la comisión explicó que investigará si el servicio de anuncios clasificados “Facebook Marketplace” de la plataforma, esta de alguna manera vinculado a la red social.

“Cerca de 3.000 millones de personas utilizan Facebook sobre una base mensual, y casi 7 millones de empresas se anuncian en la red social en total”, declaró la vicepresidenta ejecutiva de la CE y responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

De igual forma, la vicepresidenta comentó que el gigante tecnológico “recopila grandes cantidades de datos de las actividades de los usuarios de su red social y más allá, lo que le permite dirigirse a grupos específicos de clientes”.

Por su parte, un portavoz de la plataforma señaló en un comunicado que “siempre estamos desarrollando nuevos y mejores servicios para satisfacer la cambiante demanda de la gente que utiliza Facebook”.

Finamente la CE señaló que no hay un plazo legal para concluir una investigación antimonopolio y que su duración depende de factores como la complejidad del caso.