CanSino Biologics  ha presentado la primera vacuna contra COVID-19 basada en la inhalación y que ya fue aprobada para su uso de emergencia en China, de acuerdo con información publicada en el medio chino Yicai Global.

De acuerdo con la farmacéutica y el Instituto de Bioingeniería de la Academia de Ciencias Médicas Militares, también desarrolladores de este biológico, requiere una quinta parte de la dosis en contraste con lo que se necesita para una vacuna inyectable vía intramuscular.

Además, no es necesario el congelamiento o refrigeración a temperaturas elevadas, como en el caso de otras vacunas.

Según el medio, el CEO de CanSino, Yu Xuefeng, indicó que ya ha alcanzado los ensayos clínicos de fase II.

La vacuna nasal utiliza la misma fórmula que la vacuna contra el coronavirus de CanSino, y está atomizada por un dispositivo especial para inhalación nebulizada, lo que reduciría el dolor en su aplicación.

En México, las dosis de la vacuna CanSino, de una sola dosis, se destinaron a los y las docentes.