El Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep) prepara una nueva rifa de bienes públicos para incrementar la recaudación, que incluye mansiones de narcotraficantes como ‘El Chapo’ Guzmán, casas de lujo, terrenos e incluso un palco en el Estadio Azteca. La rifa de la Lotería Nacional mexicana será el 15 de septiembre.

El inmueble considerado más valioso es la Casa Pedregal de San Ángel, en la Ciudad de México, una vivienda que fue propiedad de Amado Carrillo Fuentes, antiguo jefe del Cártel de Juárez. Tiene más de 3 mil metros cuadrados y está ubicada en la calle Cráter 525, en una de las zonas más exclusivas de la capital mexicana.

La mansión fue decomisada hace más de 20 años. Cuenta con un piscina cubierta, nueve habitaciones, jacuzzis y saunas. Además, la lujosa vivienda tiene su propio salón de fiestas.

La vivienda ya fue subastada el 3 de mayo de 2020 y se subastó por 49,7 millones de pesos (unos dos millones de euros), pero la compra no se concretó. Una vez más, el gobierno la subastará, ahora en un sorteo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el pasado jueves que lo que se recaude de las subastas se destinará a comprar vacunas, financiar becas y cubrir los programas de bienestar.