La estrategia de Disney de hacer nuevas versiones en imagen real de sus queridos clásicos animados está siendo de lo más rentable, pero también no muy interesante en términos artísticos. Uno de los principales motivos es que la mayoría de las películas se asemejan demasiado a la obra original, resultando así imposible justificar su existencia más allá de su función como fotocopia más o menos conseguida.

Ojo, que no siempre es el caso, pues ya en ‘Mulan’ hubo muchas desviaciones respecto a la cinta 1998, pero el caso de ‘Cruella’ es aún más estimulante sobre el papel, ya que Craig Gillespie, su director, ha comentando que se han alejado completamente de ‘101 dálmatas’. Lo mejor de todo es que lo han hecho de una forma muy entretenida y contando para la ocasión con una inspiradísima Emma Stone en una película que llega a los cines y Disney+ este viernes 28 de mayo.

Quizá la mayor razón de ser de ‘Cruella’ está en explorar los orígenes de la mítica villana de ‘101 dálmatas’. A fin de cuentas, tampoco sabíamos mucho de su pasado, por lo que era el terreno de cultivo ideal para intentar hacer algo diferente, y es que lo primero que tenéis que asumir es que puede que se llame Cruella, pero el personaje en realidad tiene muy poco que ver con una de las pocas asesinas de perros que haya conquistado al gran público.

https://www.youtube.com/watch?v=jpZrVxvG3mk