Amazon comprará el estudio cinematográfico MGM a fin de poder ofrecer más contenidos de streaming.

El gigante de ventas por internet pagará 8.450 millones de dólares por el estudio responsable de exitosas producciones tales como las películas de James Bond, Legally Blonde (Legalmente rubia) y Shark Tank.

Es la segunda mayor adquisición que realiza Amazon, después de haber comprado la tienda de supermercados Whole Foods por casi 14 mil millones de dólares en el 2017.

Es el más reciente de una serie de acuerdos empresariales que buscan hacerle la competencia a Netflix y a Disney+. AT&T y Discovery anunciaron hace pocos días que combinarán sus divisiones de medios, creando una empresa que incluirá los canales HGTV, CNN, Food Network y HBO.

Amazon no divulga cuántos espectadores tiene su servicio Prime Video, pero más de 200 millones de personas tienen acceso a él ya que tienen el servicio Prime, que les confiere envíos más rápidos y otros beneficios. Además de Prime Video, Amazon también tiene un servicio gratis de streaming llamado IMDb TV, donde obtiene ingresos por medio de la publicidad.

La adquisición de MGM le dará a Amazon acceso a más contenidos, películas y personajes como Rocky, RoboCop y la Pantera Rosa. También obtendrá el canal de cable Epix, actualmente propiedad de MGM.

Famoso por su logo de un león rugiente, MGM es uno de los estudios cinematográficos más antiguos de Hollywood, fundado en 1924, en la época del cine mudo. Posee un largo inventario de clásicos del cine como la musical “Singin’ in the Rain” (Cantando bajo la lluvia). En años más recientes ha producido reality shows como Shark Tank y The Real Housewives of Beverly Hills y películas como la próxima de James Bond, No Time to Die, y la película biográfica sobre Aretha Franklin llamada Respect.

Amazon ya cuenta con su propio estudio cinematográfico pero los resultados han sido mixtos. Dos de sus shows — The Marvelous Mrs. Maisel y Fleabag — ganaron Emmys. Pero muchas de sus películas no han resultado populares.

En tiempos más recientes Amazon ha estado invirtiendo en transmisiones deportivas y shows deslumbrantes. El año que viene ofrecerá por streaming Thursday Night Football y está produciendo una serie basada en Lord of the Rings, cuya primera temporada, se dice, costó 450 millones de dólares.

El acuerdo, que aun debe ser aprobado por las juntas respectivas, aumentará aun más el tamaño de Amazon, que ya es una de las compañías más poderosas y valiosas del mundo. Reguladores en todo el mundo están investigando las prácticas comerciales de Amazon, específicamente su costumbre de usar información de negocios que usan el sitio web para vender sus productos.