El Museo del Automóvil de Turín se vistió de Azzurro Savoia con la presentación de Fulminea, el nuevo modelo eléctrico con el que la firma italiana Automobili Estrema busca comprobar que los hiperdeportivos movidos por electricidad pueden ofrecer un magnífico desempeño.

La compañía fue fundada en 2020 por Gianfranco Pizzuto, quien junto con su equipo de ingenieros y creativos pasaron todo un año colaborando de manera virtual y lograron algo extraordinario: elaborar en aproximadamente un año un prototipo de tamaño completo de Fulminea, un hiperdeportivo rápido, potente y completamente eléctrico que incorpora los últimos avances tecnológicos y los combina con materiales usados por los autos de carreras.

Su carrocería muestra líneas aerodinámicas y una estructura de fibra de carbono que integra un alerón trasero y numerosas tomas de aire para controlar el flujo del viento y regular el calor. Los diseñadores se enfocaron en las proporciones y volúmenes, y se inspiraron en los animales más rápidos y aerodinámicos del planeta, como el pez vela, el halcón peregrino y el guepardo.

Las puertas son de estilo mariposa y al abrirse dejan ver una lujosa y amplia cabina. El Fulminea tiene un acabado en Azzurro Savoia (color característico de la marca y que rinde homenaje al azul de los cristales de azurita) que contrasta con los rines de aleación y fibra de carbono de Oz Racing y llantas Pirelli hechas en exclusiva para Estrem.

Fulminea es el primer automóvil en utilizar un corazón híbrido producido por ABEE (Avesta Battery Energy Engineering) que combina celdas de iones de litio con electrolito de estado sólido y ultracondensadores en una superbatería de alto rendimiento.

Según Pizzuto, tendrá un precio aproximado de 2.38 millones de dólares y se entregará a finales de 2023