La red social Twitter suspendió las solicitudes públicas de verificación de identidad en 2017, luego de las críticas hacia su programa, argumentando que era arbitrario y confuso.

Luego de tres años los usuarios podrán volver a solicitar una verificación de identidad, pero la compañía señaló que solo los usuarios “notables” recibirán la insignia.

Según las nuevas normas, las cuentas deben haber estado activas en los últimos seis meses y encajar en uno de los diversos criterios: gobierno, empresas, marcas y organizaciones, medios de comunicación y periodistas, entretenimiento, deportes y juegos, activistas, organizadores y otras personas influyentes.

Así mismo la plataforma señaló que tiene previsto crear categorías para científicos, académicos, así como líderes religiosos para finales de este año.

Cabe señalar que durante el proceso de aprobación se examinarían de forma global el comportamiento de los usuarios, como el acoso o la publicación de contenidos que promuevan la supremacía de un grupo concreto, “tanto dentro como fuera de Twitter”.

Finalmente, Twitter declaró que que estaba trabajando para proporcionar más información sobre un grupo de diferentes tipos de cuentas: planea lanzar una legítima automatizada o “bot” en julio, así como cuentas conmemorativas para los usuarios fallecidos. También ha dicho que está estudiando cómo etiquetar las cuentas de humor y sátira.