La Secretaría de Economía comunica a la ciudadanía que ha identificado que terceras
personas han utilizado correos electrónicos apócrifos (con dominios no oficiales) para
intentar engañar a particulares y servidores públicos, a fin de obtener un lucro indebido.

Ninguna comunicación, servicio o apoyo del gobierno federal se tramita a través de
intermediarios, ni por correos electrónicos privados. Tampoco se solicita alguna retribución
económica por parte de los servidores públicos de la dependencia.

Es importante revisar los datos completos del remitente de cualquier correo electrónico o
comunicación recibida. Los correos del gobierno federal terminan únicamente en
“.gob.mx”, cualquier correo con otra terminación no debe ser atendido, y se aconseja
reportarlo de inmediato.

Por ejemplo, si les piden enviar documentos a un correo electrónico privado, como
“apoyo.gob.mx@outlook.com”, seguramente se trata de un ilícito y pueden ser víctimas de
un fraude.

En términos de lo previsto en el artículo 250 del Código Penal Federal, el delito de
usurpación de funciones públicas se sanciona con prisión de uno a seis años. Mientras que,
el artículo 243 del citado ordenamiento contempla el delito de falsificación de documentos
públicos, el cual se sanciona con pena de prisión de cuatro a ocho años.

Se puede reportar cualquier anomalía al Centro de Contacto Ciudadano de la Secretaría de
Economía: https://www.gob.mx/se/acciones-y-programas/centro-de-contacto-ciudadano.
Asimismo, la Secretaría de la Función Pública cuenta con la plataforma Ciudadanos
Alertadores, en la que cualquier persona puede reportar actos graves de corrupción como
cohecho, peculado y desvío de recursos públicos, en los que estén involucrados servidores
públicos federales.