El director regional de la Organización Mundial de la Salud para el Mediterráneo Oriental, Ahmed al Mandhari, denunció este jueves 20 de mayo que no se puede acceder a los territorios palestinos para tratar a los heridos por los ataques israelíes ni proporcionar suministros básicos, por lo que pidió que se facilite la entrada a la Franja de Gaza para hacer frente a lo calificó de «crisis de salud pública”.

«El cierre de puntos de entrada y salida para pacientes y trabajadores humanitarios y las graves restricciones para la entrada de suministros médicos está exacerbando esta crisis de salud pública», dijo Al Mandhari, quien agregó que en Cisjordania se han registrado «obstrucciones a equipos médicos» y «agresiones» a trabajadores sanitarios: «Se ha dañado, detenido y confiscado ambulancias y se han producido incursiones en instalaciones sanitarias», aseveró.

El funcionario acusó la «casi completa destrucción» de un centro de atención primaria en la Franja de Gaza y los «daños sustanciales» en el único laboratorio para pruebas de SARS-CoV-2 en un ataque que provocó «severas heridas» a un doctor que actualmente se encuentra en una unidad de cuidados intensivos. «El sistema sanitario enfrenta una escasez crítica de medicinas y suministros esenciales”, añadió.

La oficina de la OMS también explicó que se requieren al menos 7 millones de dólares para responder a la situación en los Territorios Palestinos en los próximos seis meses. Ese dinero servirá para comprar material quirúrgico de traumatología e insumos para enfrentar el coronavirus. También se recomienda formar a «personal médico” para que aprenda a gestionar grandes números de heridos.

La OMS subrayó que «42 miembros del personal sanitario fueron heridos y 24 hospitales o centros de salud sufrieron daños” y que, debido a los ataques, las vacunaciones contra el SARS-CoV-2 se detuvieron. En referencia a los ataques israelíes contra instalaciones sanitarias, Al Mandhari apuntó que «deberían ser una línea roja en cualquier conflicto» y que este tipo de instalaciones no pueden ser ni «objetivos» ni «daños colaterales».