Los hermanos Ana Karen de 24 años, Luis Ángel de 32 años y José Alberto González Moreno de 29 años, fueron localizada sin vida en el kilómetro 27 de la carretera a Colotlán, en el municipio de San Cristóbal de la Barranca; quienes fueron privados de su libertad por un comando que irrumpió en su casa en el barrio de San Andrés la noche del viernes pasado. Aún cuando los cuerpos fueron localizados la mañana del domingo, la Fiscalía y el gobierno estatal no han brindado información al respecto.

Por su parte el rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí, hablo al respecto mediante sus redes sociales: “Hoy se confirma la aparición sin vida de nuestro estudiante José Alberto, y sus hermanos Luis Ángel y Ana Karen. Enviamos nuestra solidaridad a su familia. Toca unirnos y exigir justicia. Por ellas y ellos. Por todos. No podemos acostumbrarnos a que nuestro estado se convierta en permanente escenario de una historia de injusticia y violencia, donde la vida de nuestros seres queridos puede arrebatarse sin más”.

El domingo por la tarde profesores de la UdeG comenzaron a exigir mediante redes sociales que se localizara con vida a los hermanos González, esa noche el Consejo de Rectores de dicha casa de estudios emitió un comunicado con el se sumó al reclamo y llamó a las autoridades a dar resultados en la búsqueda de las personas desaparecidas en la entidad.

Estos hechos no hacen sino retratar el clima de inseguridad que padecemos en Jalisco y la indefensión en que nos encontramos frente al crimen organizado, se puede leer en el documento.

La noche del viernes, un comando irrumpió en la casa de los hermanos, desde entonces se desconocía su paradero. Según testigos del lugar los captores iban encapuchados y uniformados con pantalón militar color café, botas, camisa negra, chaleco antibalas y leyendas del Cártel Jalisco Nueva Generación; los tres jóvenes fueron introducidos por la fuerza a una camioneta roja y se los llevaron.