En la era de la hiperconetividad el robo de identidad y el ciberbullying son los delitos más comunes que afectan a los niños y adolescentes, por ello es indispensable desarrollar en ellos competencias tecnológicas que permitan que convivan con este ambiente sin verse expuestos, la principal cualidad que el menor debe poseer, es el conocimiento.

Mes a mes la policía cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México recibe aproximadamente 3 mil denuncias digitales, la mayoría de ellas referentes a temas de robo de identidad de los usuarios de videojuegos de Fornite y Free Fire, plataforma que les permite entrar en links desconocidos y registrarse en sitios no oficiales.

El perfil del ciberdepredador es de una persona adulta, pederasta, que encuentra en la red la oportunidad ideal de conectarse con sus víctimas, los cuales siempre son menores de edad y son los más vulnerables del ciberespacio.

La manera en la que operan estos criminales, es mediante perfiles falsos donde se hacen pasar por otro menor que no existe o es la identidad de alguien más que ha sido robada, mediante esta estrategia obtienen la mayor cantidad de información personal, datos como dirección o lugar de estudios y fotografías personales, cualquier elemento para chantajear y manipular a su presa.

En la red existen muchas páginas falsas, donde inclusive hacen anuncios donde regalan consolas nuevas Xbox, PlayStation a cambio de un depósito logrando que muchos de ellos caigan en este fraude, existen casos donde niños de secundaria navegan en internet, y realizan estos depósitos.

Por su parte el ciberbullying se ha consolidado como un delito digital muy común que incrementó durante el periodo de la pandemia, sin embargo este ya existía, lo que aumentó fue el hostigamiento en la misma comunidad y amenazas a menores de edad.

El sexting es otro de los ciber problemas que exponen a los menores de edad, este acoso sexual digital a menores sigue existiendo en la red, aunque en un mínimo porcentaje. Los niños pueden proporcionar fotos íntimas a personas desconocidas de manera voluntaria o involuntaria, suceso por el cual los empiezan a acosarlos sexualmente, generalmente en Facebook, WhatsApp, Instagram y TikTok.

Es necesario seguir las recomendaciones que proporcionan las mismas apps, como la edad adecuada para navegar en las plataformas para poder tener un perfil, por ejemplo Facebook no permite que tengan cuentas menores de 13 años.

Esto además de la importancia de mantener la comunicación con los niños y fomentar la confianza de comentar cuando se sientan expuestos a una situación similar.

Parte de poder combatir este problema es el conocimiento que los padres de familia deben adquirir sobre el uso de las redes sociales a pesar que muchos de ellos no crecieron con esta tecnología.

Por su parte el gobierno aprobó recientemente la Ley Olimpia Nacional que implica una serie de cambios en las leyes que atacan la problemática de la viralización de contenidos sexuales sin consentimiento de las personas participantes.