Los restauranteros ya están preparados para el día de la madre, esperando que la celebración les ayude a recuperarse económicamente.

El chef Enrique Evangelista comenta que la pandemia fue la peor situación gastronómica a la que se ha tenido que enfrentar. Afirma que esta celebración será el punto de partida para poder recuperar económicamente.

Manteniendo todas las medidas de sanitización correspondientes y con ya un semáforo amarillo en la Ciudad de México es como el servicio de restaurantes podrá ofrecer una mesa a los comensales.

Al estar en semáforo amarillo, los servicios restauranteros se ven beneficiados gracias a poder mantener un aforo del 50% al interior, se amplía el horario nocturno hasta las 11 de la noche y el poder convivir con 8 comensales en la mesa.