La Presidencia General de Asuntos de las Dos Mezquitas Santas, el órgano estatal saudita que gestiona las mezquitas de La Meca y Medina, publicó este martes en su cuenta de Instagram fotografías en alta definición de una de las reliquias más adoradas del islam, la Piedra Negra.

Insertada en la esquina oriental de la Kaaba, la Piedra Negra es una de las principales atracciones para los peregrinos, quienes tratan de besarla o tocarla con la mano durante cada una de las siete vueltas que realizan alrededor de la Kaaba.

Según la tradición musulmana, la piedra fue enviada directamente desde el Paraíso en la época de Adán y Eva. Entonces era completamente blanca, pero se fue ensuciando con los pecados humanos.

En cuanto a los datos históricos, se sabe que la Piedra Negra, así como la propia Kaaba, era objeto de veneración ya en los tiempos preislámicos. Se cree que fue Mahoma quien la colocó en su emplazamiento actual, donde ha estado desde inicios del siglo VII, a excepción de 22 años entre 930 y 952, cuando fue secuestrada por la secta de los cármatas.