La India superó este martes los 20 millones de infecciones por coronavirus desde el inicio de la pandemia, al registrar 357.229 nuevos casos en las últimas 24 horas, en medio de una virulenta segunda ola que ha puesto al límite al sistema sanitario del país asiático.

El país contabilizó además 3.449 muertes en 24 horas, elevando el número total de fallecimientos a 222.408 según los últimos datos del Ministerio de Salud indio, una cifra oficial que según numerosos expertos podría ser mayor en realidad. 

A pesar de que el país lucha contra el peor brote de infecciones del mundo, la cifra de vacunaciones diarias ha disminuido drásticamente desde el máximo histórico alcanzado a principios del mes pasado.

Mientras las empresas nacionales se esfuerzan por aumentar el suministro y las importaciones se ven limitadas, La media de inoculaciones diarias ha sido de 2,5 millones desde que se alcanzó un máximo de 4,5 millones el 5 de abril.