Cientos de miles de peces podridos y restos de basura flotaban junto a la costa. Si bien aún se desconoce la causa exacta de la muerte de los peces, se baraja la existencia de un virus sumada a una contaminación sin precedentes del entorno como una de las explicaciones más probables.

Hasta 80 toneladas de peces muertos han sido arrastrados a las orillas del lago Qaraoun, en el río Litani, en Líbano.

Nasrallah Hajj, jefe del Departamento de la Presa de Qaraoun de la Autoridad Nacional del Río Litani, mencionó que, “Estuvimos esperando todo el día a un experto en peces, que diseccionó los peces en el lago y descubrió que sufren algún tipo de desgaste interno, un desgarro en sus tripas y sangrado. Tienen una hemorragia interna”.