El ya legendario Ingenuity realizó un vuelo récord. El helicóptero marciano, mientras recopilaba imágenes de la superficie de Marte, consiguió volar un total de cien metros en 80 segundos. El primer vehículo extraterrestre autopropulsado logró esta hazaña mientras se mantuvo a una altura de 5 metros, resaltó la NASA.

La carga útil del helicóptero consiste en una cámara a color, la cual intercambiará datos con el rover a través de una antena fijada junto con paneles solares sobre las hélices. El mini vehículo funciona con baterías de iones de litio. La elevación máxima estimada del dron en las condiciones de la atmósfera marciana es de 5 metros y su alcance es de hasta 300 metros

Más tarde, el 22 de abril, el dispositivo realizó un segundo vuelo, pero aumentando levemente la altitud, alcance y duración. Además, tomó fotografías de la zona desde el aire mediante su cámara a color.

Ingenuity finalmente realizó su tercer vuelo este 25 de abril, y pasó 80 segundos en el aire, acercándose al valor límite de 90 segundos. Durante ese tiempo, el dron se elevó verticalmente hasta una altura de 5 metros. Luego, voló por 50 metros, alcanzando una velocidad máxima de 2 metros por segundo. Finalmente, dio la vuelta y regresó a su punto original.

Gracias a esto, los ingenieros de la NASA confirmaron que el helicóptero marciano era capaz de realizar un vuelo largo. Los sistemas de navegación tuvieron tiempo suficiente para analizar las imágenes recibidas de la cámara en blanco y negro.

Se espera que las imágenes en color del dron y el video del vuelo grabado por el rover lleguen pronto. El próximo vuelo del dron debería tener lugar en unos días, sus detalles aún han sido revelados.

El dron llegó a Marte con el rover Perseverance en febrero de este año. Su objetivo es realizar vuelos cortos experimentales con el fin de evaluar la aerodinámica del vehículo y su manejo. Se espera que los datos recopilados en un mes marciano ayuden tanto al desarrollo de un octocóptero para el satélite Titán de Saturno, como a futuros drones que puedan ir a Marte durante los primeros vuelos tripulados.

El desarrollo del helicóptero de 1,8 kilogramos le costó a la NASA alrededor de 85 millones de dólares y es considerado una prueba de concepto que podría revolucionar la exploración espacial. El éxito de esta misión pavimentará el camino hacia otros vehículos voladores en mundos fuera de la Tierra.