En sesión semipresencial, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas a diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, a fin de que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ejerza el control absoluto del registro de las armas en el país y retirar a la Secretaría de Gobernación (Segob) la atribución de reglamentar y autorizar la portación de armas a los empleados federales.

El dictamen, aprobado por consenso de 445 votos y remitido al Senado de la República para su revisión y aprobación, también sustituye el término instituciones policiales por instituciones de seguridad pública.

El documento señala que eliminar todas las facultades establecidas en la ley a la Secretaría de Gobernación en relación con el control de armas en el país, es armonizar con lo especificado en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal vigente.

Modificar los términos con los que se refiere a las instituciones de seguridad pública en la ley abonará al correcto término y a la actualización legislativa de esta importante ley.