Tras las fuertes lluvias y la caída de granizo que se registró en la CDMX, se derrumbó el techo que cubría el Templo Mayor ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc.
 
“Por la acumulación de granizo en la techumbre del Templo Mayor ubicado en República de Argentina, se colapsó parcialmente la estructura y paneles de acrílico en la parte central de las ruinas. Una persona resultó lesionada”, informó en Twitter la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México.
 
Apenas este martes 27 de abril reabrió la Zona Arqueológica del Templo Mayor, luego de un año de permanecer cerrada a causa de la contingencia.
 
En un horario reducido y con capacidad de máximo mil visitantes por día; en grupos no mayores a 10 personas, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
 
Otra estructura que se vio afectada por el clima extremo que se registró en la capital, fue una lona instalada en el Edificio Virreinal ubicado en el Centro Histórico, “se venció la estructura metálica provocando la caída del granizo en el patio principal”.
 
Las fuertes lluvias afectaron de tal manera la capital, que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ordenó que se intensificara el trabajo del Sistema de Aguas, bomberos, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y protección civil, para apoyar en zonas encharcadas.