La decisión por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) con respecto a su  intención de evitar una superbancada del presidente en la Cámara de Diputados fue rotunda, esta decisión involucra también a  los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama.

Tras definir la TEPJF que enviar militantes de un partido a las listas plurinominales de otro grupo político rompe el principio constitucional de representación ciudadana en el Poder legislativo da su veredicto; esta decisión surge a partir de que Morena pretendiera la sobrerepresentación en la Cámara de Diputados se vio frenada en definitiva.

El Instituto Nacional Electoral dispuso verificar que hubiera candidatos con militancia efectiva en los listados de representación proporcional de los partidos; esto implicaba que los morenistas no podrían estar en las listas del PES, PT u otros aliados: explicó esta misma institución.

Este falló dentro del sistema ya era conocido, sin embargo no se le había prestado atención, eso cambió en la última elección cuando Morena abusó de este recurso y se firmaron acuerdos con otros partidos para brindarles votos lo cual también aseguran que conservaran su registro.

Al tomar la palabra, Mónica Soto mencionó “Nuestra Carta Magna mandata que ningún partido tendrá más de 300 legisladores y ningún partido tendrá una proporción ocho por ciento mayor a su votación real” además de dejar en claro que  los convenios de coalición partidistas no pueden romper esa regla constitucional; por lo que José Luis Vargas quien preside en el TEPJF dijo que la decisión ya estaba tomada, para aprobar en lo general el proyecto que elimina la sobrerrepresentación e incluso propuso conminar al congreso para que modifique la ley y que se evite de origen ese intento de sobrerrepresentación.