• La existencia de autos chatarra y objetos abandonados en las calles contribuye a la inseguridad y afecta la imagen urbana: diputada Gabriela Salido

 

  • Los vehículos y objetos abandonados en vía pública son uno de los principales problemas del espacio público

 

Para favorecer el reordenamiento de las calles, evitar su secuestro por parte de franeleros, permitir el libre tránsito de personas y vehículos, y mejorar la imagen urbana y la seguridad en la Ciudad de México, el Congreso local exhortó a las autoridades de las 16 alcaldías y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a implementar protocolos para la liberación del espacio público de bienes mostrencos.

 

Al presentar este dictamen a nombre de la Comisión de Uso y Aprovechamiento del Espacio Público, la diputada María Gabriela Salido Magos (PAN) aseguró que el secuestro de las calles de la Ciudad de México por parte de franeleros, contribuye al incremento de la percepción de inseguridad de las personas que transitan en la capital.

 

“El programa interinstitucional -Calidad de Vida-, debe ser retomado para los fines señalados en la propuesta inicial, puesto que consiste en limpiar y reordenar el espacio público de la ciudad, preponderantemente en aquellas zonas en las que históricamente se han abandonado objetos como vehículos y/o remolques, que en algunas ocasiones han servido para incrementar el índice delictivo, además de contribuir a una mala imagen urbana en la zona”, señaló.

 

La legisladora del grupo parlamentario del PAN, consideró que los vehículos y objetos abandonados en vía pública son uno de los principales problemas del espacio público, por contribuir a la existencia de tiraderos de basura, proliferación de fauna nociva e incluso ser aprovechados por la delincuencia para cometer actos ilícitos.