La industria editorial se encuentra debilitada por el confinamiento. Par este año enfrentan el cierre de puntos de venta y la falta de capital para mantener empleos
 
De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem),durante el  2020, la industria editorial del país dejó de vender 25 millones de ejemplares y se estima que las ventas totales ascendieron a ocho mil 797 millones de pesos, igual a una reducción anual de 22 por ciento.
 
Como parte de la crisis sanitaria, se despuntaron las bajas, según Juan Luis Arzoz, presidente de la Caniem, quien reconoció que el sector quedó debilitado a causa del confinamiento del año pasado.
 
Para 2021, resalta, el panorama tampoco luce alentador, pues ya no sólo se enfrenta al cierre de puntos de venta o que las librerías no son consideradas esenciales, también tienen que luchar con la falta de capital para mantener puestos de trabajo.
 
“Todavía no sabemos de qué forma vamos a sobrevivir. De una u otra manera se acumularon las deudas, pagos de rentas, vimos locales cerrados en centros comerciales. Aún no vemos cuál será el resultado final ”, dijo por su parte, Georgina Abud, presidenta de la Asociación de Librerías de México (Almac).
 
En medio de toda la crisis, tanto las editoriales como librerías del país vieron el área digital una manera de sobrevivir y sostener, en la medida de lo posible, sus ventas durante el año pasado.
 
Ante ello, se opta por el comercio digital en las librerías mexicanas, ya que este creció 400 por ciento anual en 2020, pero lo cierto es que no todas estaban preparadas para las ventas electrónicas y muchas de ellas, por su formato de venta, fueron afectadas.