• Ofrece facilidades a la industria textil para ubicarse en la mira internacional
  • Reitera que habrá menos impuestos a los generadores de empleos
  • Créditos accesibles, menos trámites y un festival internacional en Mérida, entre sus proyectos.

 

El candidato a la alcaldía de Mérida, Jorge Carlos Ramírez Marín, aseguró que la industria textil y del vestido requiere de un impulso integral que implique menos trámites burocráticos, créditos accesibles a tasas preferenciales y un festival internacional en el que se posicione la marca “Mérida de Moda”.

“No se trata de sobrevivir, se trata de liderar. Se trata de ponernos en los ojos del mundo”, enfatizó.

En un encuentro con la Delegación Yucatán de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE), Ramírez Marín, se comprometió a crear un ambiente de negocios propicio para que los empresarios de Mérida puedan proyectar su creatividad y artículos en todo el mundo.

“La responsabilidad del Ayuntamiento es hacer de la ciudad un espacio con un ambiente de negocios tan propicio que estimule la inversión, la capacidad de crédito, que estimule a los empresarios a tener esas metas altas y no perder el futuro”, explicó.

En este sentido, confió en que es indispensable que el Ayuntamiento establezca una simplificación de trámites que promueva la apertura de nuevas empresas.

“Aspiro a un Ayuntamiento en donde prácticamente no exista ninguna necesidad de presentarte a las oficinas, que todo se pueda digitalizar. En ese sentido, he avanzado en pláticas con distintas empresas para convertir a Mérida en una ciudad digital a partir de su autoridad, lo que significa que el primer espacio donde tiene que haber 100 por ciento trámites libres de cualquier tipo de presencia física o de papeles, tiene que ser el Gobierno de la ciudad”, adelantó.

Dijo que es indispensable asegurar el acceso a créditos para pequeños y medianos empresarios a fin de que tengan posibilidades de ampliarse, fortalecerse y explotar toda la creatividad textil, tan característica de los meridanos.

“¿Y qué puede hacer el Ayuntamiento por el dinero? Puede ayudar con encontrar tasas preferenciales, atraer a esos fondos financieros y convertirse eventualmente en un aval solidario. Se trata de implementar un esquema en el que podamos participar bien y de común acuerdo”, detalló.

Ramírez Marín dio a conocer que cuenta con un plan estratégico que incluye la creación de la marca “Mérida de Moda”, en donde se muestre a los grandes jugadores mundiales que Mérida cuenta con herramientas de primer nivel, con creatividad y recursos humanos para competir globalmente.

“Yo creo que está muy bien el tema “Hecho en Yucatán”, pero deberíamos arriesgarnos a una experiencia que se llame “Mérida de Moda”. ¿Qué pasa si nuestros uniformes se vuelven emblemáticos en el mundo? A mí me gustaría que fuéramos una noticia nacional, que dijera: Los policías del Centro Histórico son vestidos por las mentes y el diseño creador de yucatecos que los usan como exponentes de su calidad. Lo mismo con el uniforme del personal, de los que desazolvan pozos, o cuidan los espacios deportivos. Todo, toda la ciudad tiene que ser un escaparate de nuestra creatividad. Y el Ayuntamiento puede ser, en ese sentido, clave”.

El candidato de la coalición PRI-PRD recordó que, tras la crisis económica derivada de la pandemia, Mérida tiene que prepararse para adaptarse a la nueva normalidad y contar con un Ayuntamiento con altura de miras que no sólo busque recuperar lo que se perdió sino potenciar la reactivación de la economía.

“Este va a ser el año de nuestra recuperación. Este es el año de la preponderancia de los productos locales. Este es el año en el que debemos poner énfasis en los negocios yucatecos, en la recuperación de la economía de los empresarios y los negocios yucatecos. Sin empresarios no hay empleos. Sin empresarios vamos a tener que estar sujetos a esta dependencia de las bonificaciones, los premios o los regalos que vienen del gobierno federal”, advirtió.