Quien fuera aspirante a la dirigencia de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, acudió a la Fiscalía General de la República (FGR), a ampliar la denuncia contra el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, por delincuencia organizada, robo de hidrocarburos, operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal y desvío de recursos públicos.

Señaló que el gobernador construyó un narcoestado en Tamaulipas, donde tan solo el valor de sus ranchos es de 2 mil 699 millones de pesos, los que sumados a los más de cerca de los mil millones de pesos que posee de su fortuna inmobiliaria en México y Estados Unidos, se calcula que la fortuna de su imperio delincuencial asciende aproximadamente a los 3 mil 500 millones de pesos.

En la ampliación de la denuncia, el morenista aporto una lista de los ranchos y empresas que utiliza Cabeza de Vaca y su secretario de Gobierno, César Verastegui Ostoa, alias el “Truco”, para, según él, saquear el erario público, lavar dinero y evadir impuestos.

“La Fiscalía General de la República y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) deberán profundizar sus investigaciones con los elementos aquí aportados, a fin de que se puedan acreditar fehacientemente el entramado delincuencial que fue articulando el gobernador de Tamaulipas, amparado en la impunidad que le brindaron los gobiernos anteriores”, dijo Rojas

En su demanda, señala que, junto con algunos de sus familiares y colaboradores, el mandatario tamaulipeco ha contraído el “Cártel de las Tres Cabezas, donde participan de manera vinculatoria y activa su hermano Ismael, quien es Senador de la República, y su hermano, José Manuel, arquitecto.

Rojas Díaz Duran afirma que los ilícitos en que habría incurrido Francisco Javier García Cabeza de Vaca son delincuencia organizada, robo de hidrocarburos, operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal y desvío de recursos públicos.