Paleontólogos chilenos descubren fósil de dinosaurio

Paleontólogos Chilenos revelaron los restos óseos del “Arackar Licanantay”, una especie desconocida de dinosaurio encontrado en el desierto de Atacama, en el norte del país.

Este ejemplar es una especie de titanosaurio, similar al “Diplodocus”, el cual tiene aproximadamente 6.3 metros de longitud, y forma parte de la familia de los saurópodos, hervívoros de cuello largo, cola larga, sus extremidades parecían columnas, explicó en rueda de prensa David Rubilar, jefe del área de Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural.

Los primeros restos fueron encontrados en los años 90 por el geólogo chileno Carlos Arévalo, quien recuperó algunas partes de un fémur, un húmero, el isquion y elementos vertebrales del cuello y el dorso.

Las dimensiones de los huesos del dinosaurio hacen pensar a los científicos que el ejemplar encontrado de esta nueva especie se trata de un subadulto, es decir, no alcanzo la madurez ósea para determinar esto los métodos están basados en los patrones de crecimiento, desarrollo de los huesos y dientes.

De acuerdo con expertos, se trata del tercer espécimen de dinosaurio no aviar localizado en aquel país, el cual habitó en la zona que actualmente corresponde a la región de Copiapó, unos 600 km al norte de Santiago, durante el periodo final Cretácico, hace 66 y 80 millones de año atrás.

“En el periodo Cretácico prospera un nuevo grupo de estos dinosaurios que son conocidos como titanosaurios. Este espécimen pertenecía a los titanosaurios, que eran herbívoros. Los había pequeños como el caso del Arackar Licanantay, más o menos entre seis y ocho metros de longitud, pero también los hubo gigantes de más de 30 metros”, afirmó Rubilar.

El especialista también señaló que este tipo de dinosaurios son más frecuentes de encontrar al otro lado de la cordillera de Los Andes, en Brasil o Argentina como es el caso del Ninjatitan zapatai otro tipo de especie de los titanosaurios, por lo que el hallazgo en Chile es de mucha importancia.

El investigador argentino Bernardo González señaló que “antes de la extinción de estos dinosaurios hace 66 millones de años, se registró una disminución del tamaño corporal en la mayoría de los titanosaurios, lo que coincide con cambios ambientales”, recalcando la importancia de Sudamérica para estas especies de titanosaurios, de las que se conocen unas 80 en todo el mundo, 55 de la cuales proceden del continente sudamericano.