• Aparte de dañar los pulmones, el Covid-19 también podría ocasionar daños graves en el cerebro.
El científico James Goldman y su equipo de investigadores  del centro médico “Irving” de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, descubrieron que el Covid-19 no afecta directamente al cerebro. Sin embargo, sí puede causar daños neurológicos graves.
Los investigadores se dieron a la tarea de analizar autopsias de gente fallecida a causa de Covid-19.
No se encontró ninguna señal del Covid-19 dentro de las células cerebrales. Sin embargo sí se pudieron observar cambios patológicos significativos.
 
Dichos cambios podrían explicar la razón por la que muchos enfermos de Covid-19 presentaban confusiones, delirios, entre otros efectos neurológicos.
 
Además de explicar también por qué en los casos leves se puede presentar niebla cerebral durante semanas o meses.
Causa de estos cambios neurológicos 
 
De acuerdo con las investigaciones, los cambios neurológicos que suelen presentar los pacientes, podrían deberse a la inflamación que desencadena el virus en otras partes del cuerpo, así como en los vasos sanguíneos.
 
Los científicos se encargaron de examinar 41 cerebros de personas que fallecieron durante la hospitalización, con edades de entre 38 y 97 años.
 
Aproximadamente, la mitad de estos pacientes fueron intubados y todos presentaban daños pulmonares originados por el Covid-19.
Los científicos utilizaron varios métodos para encontrar rastros del virus. Entre ellos estuvieron la hibridación in situ del ARN, la detección de proteínas virales dentro de las células y la técnica RT-PCR.
 
Así que tras emplear dichos métodos, los científicos no hallaron señales del virus en las células cerebrales.
 
Pero si encontraron niveles muy bajos de ARN viral mediante RT-PCR, lo que consideran, debe ser por causa de la presencia del virus en los vasos sanguíneos o en las leptomeninges que cubren el cerebro.
 
“Hemos examinado más cerebros que otros estudios y hemos utilizado más técnicas para buscar el virus. La conclusión es que no encontramos pruebas de ARN o proteínas virales en las células cerebrales.” señaló el experto,