En la actualidad se ha comenzado a priorizar el sector industrial, esto es resultado de las estrategias de recuperación económica  que se presentan en las cadenas de suministro del Valle de México.

En el primer trimestre del año los corredores de Tepotzotlán, Tlaneplantla y Tultitlán en el Estado de México demostraron una mayor actividad en cuanto a sectores como la manufactura, logística y distribución, pues estos representan unión del mercado de San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro y la Ciudad de México, lo anterior se desprende del reporte elaborado por Vianey Macías, analista de la división de Investigación de mercados de Newmark.

Dada a la ubicación geográfica del Estado de México, el corredor industrial es uno de los más privilegiados, porque tiene conectividad con el Bajío y centro del país, a este sumando su infraestructura, añadiendo 95 mil metros cuadrados contra los 59 mil metros cuadrados que se registraron al cierre del 2020 “A pesar de que se observa una ligera disminución en la construcción de bodegas y oficinas respecto al trimestre anterior, la edificación de naves industriales se ha reactivado en este primer trimestre del año en los principales mercados del país para llegar en la actualidad a una cifra superior a dos millones de metros cuadrados” agrego el presidente en México y director regional para América Latina de Newmark.

El 47% de infraestructura de naves industriales a nivel nacional, se concentra en Bajío-centro de México, por lo que la tendencia de los parques proyectados es muy alta.