La Secretaría del Trabajo y Prevención Social confirmo la legibilidad del laudo que obliga al sindicato minero a liquidar a los trabajadores los 54 millones de dólares recibidos con motivo de la privatización de Mexicana de Cananea.

“Después de 15 años de litigio los tribunales de amparo han sostenido que los recursos son propiedad de los trabajadores”, indico la STPS a través de un comunicado.

Este miércoles los miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, acusaron a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje de incurrir en ilegalidades, incumplir con dos amparos y sostener que el laudo notificado el pasado viernes es ilegal.

Este caso se remonta al 2005, cuando Grupo México adquirió la antigua Mexicana de Cananea y entrego al sindicato 55 millones de dólares para que dichos recursos fueran repartidos entre trabajadores, por lo que la organización gremial y su dirigente, sostienen que dichos recursos les corresponden rechazando así el reparto.

“La JFCA en el laudo recién emitido da cumplimiento a los lineamientos establecidos por los tribunales de amparo a los que está obligado a sujetarse, de no hacerlo así, incurriría en responsabilidad penal y administrativa. Cabe destacar que de los 2 mil 996 trabajadores demandantes, 708 obtuvieron laudo a su favor para recibir el pago completo y 369 el complemento, que corresponde al pago de las diferencias”, detalló la STPS.

Esa precisión se relaciona con la falta de pago a los 708 trabajadores mencionados y a la entrega de 50 mil pesos a otros 369.

la STPS advierte además que el laudo sí incluye a Gómez Urrutia como responsable solidario:

“Con respecto a la responsabilidad solidaria del dirigente sindical, este punto también fue definido por el tribunal de amparo en la ejecutoria 910/2018”.