A Jessi nada la detiene

  • La lucha por la 4T en Progreso puede más que cualquier fractura.

Ni la fractura de uno de los dedos del pie derecho, que la mandó al hospital, hizo que la abanderada de Morena a la alcaldía de Progreso desista de cumplir con su misión de escuchar las inquietudes de los progreseños, visitando sus casas y los numerosos problemas y planteamientos que las familias demandan solucionar para tener realmente algo de bienestar.

Durante sus recorridos urbanos, Jessica Saiden Quiroz trastabilló golpeándose el pie en una de las calles, mientras asistía  a las visitas en los hogares de la gente que la esperaba. Sin dar importancia, la candidata de Morena continuó su actividad proselitista hasta culminarla ya de noche; momento en que el agudo dolor acusó la molestia, resultando, por confirmación médica, en fractura de la falange meñique del pie derecho.

Jessi Saiden recuerda vagamente el momento del accidente: “fue en algún punto del recorrido, del medio día. Tengo la costumbre de acercarme a la gente que sale a sus puertas a saludarme. Me encanta ese contacto con ellos, aun con sana distancia, pero para mí es importante acercarme y convivir, aunque sea brevemente con cada uno de ellos.

En un momento dado, simplemente intenté cruzar la calle y trastabillé en una acera rota o quizá un bache, no recuerdo exactamente, recuperé el equilibrio y atravesé la calle.

No te miento, continué mi recorrido sin sentir mucho el dedo roto, sino hasta que llegué a casa a descansar, ahí fue cuando me di cuenta de la gravedad. Mi dedo estaba sumamente hinchado y con un dolor punzante al momento de sacar el pie del zapato.”

Como lo muestra la radiografía, la lesión es seria. Fractura completa de la falange meñique que, según parte médico, deberá estar curada en tres semanas. Sin embargo, esta es una recomendación que Jessica Saiden no está dispuesta a obedecer. Su compromiso con los ciudadanos de Progreso la alientan por encima de cualquier eventualidad, para no fallar a todos ellos que creen en ella.

“Mi gente de Progreso la ha pasado mucho peor. Esto no me detendrá y, como le dije al médico, si la fractura va a pegar pues que sea caminando… ¡no voy a detenerme ni un segundo!”

Motivada e impulsada por convicción y con el calor de la gente como motor, Saiden Quiroz no hará pausa alguna para retornar a las calles en busca de su ya famoso “choque de puños” que se ha vuelto notorio a cada paso y de intercambiar sonrisas con los moradores de los hogares progreseños.

Sin duda esta es una muestra de que Jessica Saiden es una mujer con una misión nada más y que nada logrará evitar que la consiga, resuelta y con la mira puesta en la Alcaldía del Puerto de Progreso.