*Gestión y diálogo continuo con autoridades, una vez concluido el proceso de elección
*Presencia y comunicación permanente con las y los universitarios, prioridad, convicción y compromiso

La etapa de comparecencias ante la comunidad universitaria se dedicará exclusivamente a la presentación del plan de trabajo y al diálogo permanente con la comunidad universitaria, y será en su momento cuando como Rectora llevará a cabo las funciones de interlocución y gestión continua, respetuosa y firme con las instancias que influyen sobre la vida universitaria, afirmó Yolanda Ballesteros Sentíes, aspirante a Rectora de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) para el periodo 2021-2025.

Dicho diálogo, apuntó, debe darse en el tiempo y momento adecuados, sin arriesgar la imparcialidad que deben tener las autoridades, ni poner en juego la claridad del proceso de elección de quien, de ser favorecida por el voto de la comunidad universitaria, dirigirá los destinos de la máxima Casa de Estudios de la entidad.

La primera mujer en registrarse a un proceso de elección en la institución auriverde, externó que los planteamientos que le han hecho universitarias y universitarios, serán la principal guía de las acciones que, a partir del 14 de mayo, emprenderá como Rectora, durante la administración a su cargo.

La también Doctora en Ciencias de la Educación dejó en claro que, en su momento, es decir, una vez concluido el proceso, será su prioridad llevar a cabo las gestiones necesarias con los ámbitos correspondientes en favor de la máxima Casa de Estudios.

Reconoció la importancia que tiene cada una de las instancias que interactúan constantemente con la universidad estatal, y señaló que tiene muy clara la importancia de una buena relación con éstas para mejorar la vida universitaria; sin embargo, enfatizó, es necesario esperar el momento de ser electa para, entonces sí, iniciar un trabajo que sea provechoso para los intereses de la comunidad universitaria, que son los únicos que deben prevalecer

Además, resaltó la necesidad de que sea desde la Rectoría, una vez electa, cuando se establezca una comunicación constante con los diferentes sectores, tanto públicos como privados, así como con los órganos fiscalizadores, internos o externos.
Asimismo, destacó la trascendencia de tener un diálogo respetuoso y fructífero con los sindicatos de la UAEMex, así como llevar a cabo gestiones de la mano con ellos. Ese diálogo, dijo, es parte de los deberes que, como Rectora –y no antes– asumirá.
Todas y cada una de estas relaciones se darán en su momento, insistió, manteniendo siempre el respeto a un proceso que no ha terminado y que representa una oportunidad única, porque es un ejercicio democrático que debe continuar en igualdad de condiciones, sin adelantar ningún tipo de contacto.

Por el momento, reiteró, es prioritaria la presencia y la comunicación sistemática con quienes se debe como aspirante: los tres sectores de la comunidad universitaria, quienes merecen toda su atención y disponibilidad, porque son ellas y ellos quienes determinarán el rumbo de un plan de trabajo que se va enriqueciendo en la medida que tales sectores expresan sus necesidades más sentidas, que son recibidas con la empatía y el conocimiento que le dan la experiencia de 26 años de trabajo en la UAEMex.