Un elefante asiático de 40 años, nombrado como ‘Big Boy’, fue trasladado al zoológico de Culiacán para su recuperación y cuidado.

Luego de permanecer la mayor parte de su vida encadenado en un circo de Jalisco,   ‘Big Boy’ pasará una cuarentena y, posteriormente, será enviado a un santuario de 25 mil metros, ubicado a 20 kilómetros de Culiacán.

Gracias a la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México en colaboración con activistas y empresarios, el traslado de ‘Big Boy’ fue posible con el fin de darle una mejor vida.

Ernesto Zazueta Zazueta, presidente de la Asociación, señaló que el traslado vía terrestre de ‘Big Boy’, animal en peligro de extinción, fue un reto dado que su peso excede las cinco toneladas, por lo que estuvo acompañado de expertos en paquidermos.

El elefante asiático ‘Big Boy’ pertenecía a la familia circenses hermanos “Fuentes Gazca”; no obstante, luego de negociaciones, fue comprado por el activista y conductor Arturo Islas Allende y el empresario mexicano Jorge Cuevas, conocido como “Mr. Tempo”.

De acuerdo con la opinión de especialistas en manejo de elefantes, esta especie puede vivir hasta ochenta años y la justificación para su traslado a Culiacán se debe a que las condiciones climáticas y la altura de la región es propicia para el bienestar de ‘Big Boy’.

Arturo Islas Allende instó a las autoridades para que sean más responsables en el momento de impulsar leyes relacionados con la naturaleza y los animales.

“Invito a las autoridades y legisladores a que cada vez que se metan a generar leyes que tengan que ver con la naturaleza, con los animales, se reúnan con profesionales y no con personas que, quizás puedan tener intenciones buenas, pero no basta con eso, sino hay que tener intenciones responsables” Arturo Islas Allende. Activista y conductor

En 2015, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) impulsó una iniciativa de ley para la prohibición del uso de animales en los circos, por lo que, a raíz de ello, diversos animales han muerto y otros viven en forma precaria.