Los diputados federales por primera vez buscarán la reelección; es decir, quedarse en el cargo por otros tres años. De los 500 legisladores que conforman San Lázaro, al menos 141 pretenden ser reelegidos: 98 son de Morena; 27 del PAN; 12 del PRI, y 4 del PRD, y todos ellos comienzan hoy campañas.

Con la reforma política-electoral de 2014 se introdujo la reelección tanto a nivel federal para legisladores como a nivel local para diputados y munícipes. Lo senadores podrán ser electos has por dos periodos consecutivos (cada uno de seis años), y los diputados federales, hasta por cuatro periodos consecutivos (cada uno de tres años); es decir, podrán estar en el Congreso hasta por 12 años.

El especialista en procesos electorales Víctor Manuel Alarcón señaló que la figura de reelección fue aprobada bajo expectativa de fomentar la profesionalización en el Congreso de la Unión, así como promover las carreras legislativa; sin embargo, mencionó que probablemente eso no se cumpla, pues los diputados buscar reelegirse para servirle al presidente en turno.

Estos diputados que buscan la reelección no tienen que separarse de su cargo, por lo que seguirán recibiendo los 152,698 pesos mensuales que les da San Lázaro por dieta, alimentos y atención legislativa, y seguirán teniendo derecho a su seguro de gastos médicos mayores, gratificación de fin de año, fondo de ahorro, seguro colectivo de vida y para gastos funerarios.

Además de esos recursos, tendrán acceso a los que les proporcione su partido para las campañas.

Ante ello, el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Cámara de Diputados firmaron un convenio para que el primero fiscalice los recursos que reciben los diputados que buscan reelegirse con el fin de que no utilicen el dinero que les da San Lázaro para sus campañas electorales.

Por lo anterior, la Cámara baja deberá entregar al INE información sobre los candidatos a reelegirse, como comunicar sobre los recursos humanos, económicos y materiales asignados a los contendientes.