El grupo francés de alimentación Danone anunció este jueves su intención de eliminar 1,850 empleos en su sede central y en la de diferentes entidades locales por todo el mundo, dentro de su plan de adaptación a la crisis que presentó a finales de noviembre.

Danone explicó en un comunicado que la reducción de plantilla debe llevarse a cabo en dos años y que este martes inició la fase de información y consulta con las instancias representativas del personal a nivel internacional.

En Francia, donde trabajan 9,000 de sus 100,000 empleados, el recorte afectará a 458 asalariados de la central, de su centro internacional de investigación de París-Saclay, del equipo de nutrición infantil en África y de diferentes entidades que se ocupan de los negocios de lácteos, productos de origen vegetal, agua y nutrición especializada.

La empresa no dio detalles sobre cuál será el impacto en el resto de los países donde está presente.