La aplicación Maps de Google empezará a dirigir a los conductores a través de rutas que se estima generen menos emisiones de carbono en base al tráfico, el número de pendientes y otros factores, anunció el martes la compañía.

Google, una unidad de Alphabet Inc, dijo que la plataforma lanzará más adelante este año la opción en Estados Unidos y luego a otros países, como parte de su compromiso por ayudar a combatir el cambio climático a través de sus servicios.

A menos que los usuarios opten por lo contrario, la ruta elegida será “ecoamigable” respecto a alternativas que tomarían casi el mismo tiempo, dijo Google. Cuando las rutas alternativas sean significativamente más rápidas, la aplicación ofrecerá opciones y dejará que los usuarios comparen sus emisiones estimadas.

Google dice que desarrolla las estimaciones relativas de emisiones probando diferentes tipos de vehículos y carreteras, con ayuda de información del Laboratorio Nacional de Energía Renovable del Gobierno (NREL).

Los datos sobre el nivel de pendientes de carreteras provienen de sus programa Street View, así como de imágenes aéreas y de satélite.

El efecto potencial sobre las emisiones de la nueva opción no está claro, pero en un estudio de 20 personas en la Universidad Estatal de California, investigadores universitarios encontraron en 2020 que los participantes estaban más inclinados a considerar las emisiones de carbono en la selección de rutas después de probar una aplicación que mostraba estimaciones.