El pasado sábado, 27 de marzo, un menor de 13 años perdió la vida como resultado de lesiones provocadas después succionado por un filtro de alberca, en el parque temático Xenses. Hasta el momento se sabe que el hecho fue manejado con bastante hermetismo por parte de las autoridades.

Los hechos conocidos relatan indican, que un lago artificial en este parque, fué dejado sin la tapa de su filtro, lo que provocó que el menor fura succionado, Aún con los esfuerzos hechos por la familia y el personal del parque para rescatar al niño, éste ya estaba inconsciente cuando lograron sacarlo del filtro.

Según los datos recabados en el reporte de la policía , la víctima fue internada de urgencia en la clínica Amerimed, a las 16:00 horas del sábado 28 de marzo, con un diagnóstico de ahogamiento por sumersión, además de presentar múltiples heridas en ambas piernas. Posteriormente se informó que el menor logró ser estabilizado, sin embargo,  el niño al día siguiente fue anunciado su deceso poco tiempo antes del mediodía, causado por hemorragia pulmonar, provocado por ahogamiento.

Finalmente, los restos del niño fueron trasladados ese día a los Servicios Médico Forenses, para la aplicación de necropsia conforme lo establece la ley. También, se explicó que fue abierta una investigación de oficio, sin embargo, la familia del menor desistió de levantar una demanda ante el Ministerio Público.