Chihuahua, la entidad retrocedió de color amarillo a naranja en el semáforo epidemiológico, aunque mantendrá las actividades abiertas y aforos permitidos del 29 de marzo al 11 de abril, debido a que alcanzó calificación de 16 puntos en los indicadores de la pandemia que corresponde al mínimo marcaje para clasificar, justificó el secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera.

Indico que hay indicadores al alza como la transmisión del virus y la ocupación hospitalaria, porque la gente actúa como si ya se hubiera terminado la pandemia, pero la entidad seguirá con las mismas actividades y aforos permitidos.

“Lo que resulta preocupante es que, de seguir aumentando, el estado se acercaría a la crisis que se vivió en los meses de octubre y noviembre de 2020”, así señalo el secretario de Salud.

De igual manera menciono que México, y en especial Chihuahua, no están exentos de vivir una “tercera ola de contagios”.

Refirió que el estado “tiene una amenaza muy fuerte de incrementar sus contagios, derivado del periodo vacacional de Semana Santa, el proceso electoral, así como la circulación de las variantes del virus”.