Una criptomoneda es dinero digital que se intercambia de una persona a otra pues con ella no existen intermediarios como bancos, ni supervisión o autoridad gubernamental que las regule, y claro no hay comisiones.

¿Cómo se crea una criptomoneda?

Ese proceso requiere de computadoras poderosas que resuelven problemas matemáticos complejos en aproximadamente 10 minutos. Cada problema matemático da como resultado la creación de un número predeterminado de monedas.

Los especialistas señalan que el número total de monedas que se pueden crear es fijo: hay un límite de 21 millones de bitcoins.

¿Las criptomonedas sólo son para los ricos?

Una de las mayores creencias sobre las criptomonedas es que se necesitan millones de dólares para invertir en ellas, algo que es un rotundo error.

A diferencia de la mayoría de las monedas, una persona puede comprar sólo una fracción de un Bitcoin, haciendo que una inversión sea más pequeña y segura (claro que sin mucho margen de ganancia).

¿Cómo puede una persona invertir en criptomonedas?

Para poder hacer esto sólo necesitarás de dos sencillos requisitos para adquirirlas: un sitio de intercambio y una billetera de las cuales existen 2 tipos software y hardware.

software y hardware.

En Software son billeteras que se ejecutan en una aplicación o dispositivo; son útiles si deseas realizar un intercambio activo de tus bitcoins.

En hardware son billeteras de almacenamiento físico diseñados para mantener criptomonedas a largo plazo (una especie de bóveda).

Cuando hablamos de un “sitio de intercambio” nos referimos a un lugar en la web en donde podrás convertir tu moneda local (peso, dólar, etc.) en criptomonedas.

invertir en criptomonedas conlleva un riesgo. Recuerda que, en el mundo del dinero virtual, una vez que realizas una operación, no puedes revertirla, por lo que debes estar absolutamente seguro de cualquier movimiento.

Por eso antes de considerar realizar cualquier inversión fuerte, recuerda que la criptomoneda es una tecnología nueva, con errores aún.