Se sumó Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno, a la embestida contra el Instituto Nacional Electoral (INE), al asegurar que el organismo y su presidente, Lorenzo Córdova, “están tomando partido” en el actual proceso electoral.

Aunque no mencionó a Félix Salgado Macedonio, a quien el INE le retiró su candidatura al gobierno de Guerrero con la bandera de Morena por, presuntamente, no comprobar gastos de precampaña, la mandataria local hizo segunda a las críticas que el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó en su conferencia mañanera sobre el asunto:

“El INE está actuando parcialmente, solo es a un partido político. El INE, algunos consejeros del INE, incluido su presidente, están tomando partido y ellos justamente no deberían tomar partido”

Asimismo, consideró que “es una acción parcial del Instituto Nacional Electoral que va en contra de los fundamentos de la Constitución del propio Instituto Nacional Electoral, de su imparcialidad, de su objetividad y de funcionar como un árbitro en las elecciones”.

Sheinbaum, señaló que en el Acuerdo por la democracia convocado por el presidente López Obrador para con los gobernadores, “el primero que tendría que respetarlo es el INE. Ellos por la Constitución, tiene la obligación constitucional de ser imparciales. En el acuerdo por la democracia, el árbitro debe jugar su papel de árbitro”.